Y pese a todo

Y pese a todo 

 En el mes de julio salió a la venta Y pese a todo…  de Juande Garduño, editado por la línea Z de la editorial Dolmen. Y ciertamente es una lectura muy recomendable. Juande nos sitúa en un Estados Unidos desolado por una guerra en la que las armas nucleares han sido sustituidas por otro tipo de armamento cuyo objetivo básico es conseguir victorias, al mismo tiempo que hacer sufrir a la población civil.

 
No cabe duda de que nos encontramos ante un libro de TERROR en estado puro. No hay medias tintas y lo cierto es que Juande es un experto en la materia, pues lo lleva con una maestría que hiela la sangre en más de un momento.
 
El libro bebe de varias fuentes sin dejar de ser original en ningún momento. Tiene especialmente cierto aire a las novelas de Stephen King, y de hecho hay algún que otro homenaje a este escritor (por ejemplo el hecho de situar la acción en Bangor, ciudad en la que reside King)
 
Pero es necesario señalar que “Y pese a todo…” se trata de una novela de personajes. Sí, hay pocos, pues al fin y al cabo nos cuenta la historia de los… yo diría cuatro únicos residentes de la ciudad de Bangor (Maine): Peter y su preciosa hija Ketty por un lado, y Patrick y su perro Doggy por otro. Nos cuenta su día a día; sus recuerdos;  su forma de sobrevivir y mantener la cordura en un mundo que parece abandonado por los seres humanos. Cada uno de los protagonistas es una joyita. Es terriblemente sencillo empatizar con ellos y eso te mete en la historia hasta el final. Y por supuesto Peter y Patrick… Son dos personajes de carne y hueso, con sus miedos, sus indecisiones, sus sentimientos de culpa, su vanidad… Se podría decir mucho de cada uno, y por supuesto de la relación que existe entre ellos, pero creo que es mejor leer el libro para comprenderla en su totalidad.
 
Y luego están los zombis. No es una sorpresa ya que tanto la portada como la contraportada parecen gritar la aparición de estas criaturas en la novela.
 
Bien, yo en un principio no soy aficionada a los libros de muertos vivientes ni nada que se les parezca, no sé si por el miedo que me producen (desde bien pequeña me han dado pavor, mientras que otros monstruos o seres “terroríficos” despertaban en mí cierta simpatía), o por algún otro motivo oculto. Pero sea como sea, estos zombis camaleónicos y endiabladamente inteligentes te dejan con las manos pegadas al libro, y te hacen mirar por encima de él, buscándolos allá dónde estés... En especial si estás leyendo por la noche.
 
Desde luego son unas criaturas bastante originales, y el hecho de que tampoco sean “el pilar central” de la novela (ya digo que para mí el pilar central es la relación entre los protagonistas) hace que sus apariciones sean cuanto menos, tétricas.
 
Por último, como crítica, comentar que tal vez la acción tarde demasiado en arrancar. A mí no me ha parecido que sea algo especialmente negativo ya que como digo, me gusta que Juande nos vaya enseñando cómo viven los protagonistas, y además hay algunos flashbacks en la primera mitad del libro que son increíbles. El final sí que me ha dejado algo más fría, pero no es cuestión de spoilear a nadie, así que animo a todo el mundo a que lo lea y opine por sí mismo, ya que la lectura creo que merece mucho la pena.
 
Share
Presets
BG Color
BG Patterns
Accent Color
Apply