Contra la oscuridad, Ian M. Banks

Contralaoscuridad Leer a Banks se ha convertido en otra de mis aficiones. Cada dos o tres lecturas de libros siempre tiene que caer alguno suyo, y menos mal que no tengo tiempo porque me quedaría sin novedades en poco tiempo.

En esta ocasión le ha tocado a Contra la oscuridad, otra de sus novelas de ciencia ficción (aún no he leído nada de su producción mainstream) pero que no está ambientada en la serie de La cultura.

Me ha gustado más que Inversiones, que a pesar de tener relación con la cultura (según he leído), no se ve ni se menciona en ningún momento y la localización esta completamente alejada de ella, ambientada en un mundo medieval. Sin embargo Contra la oscuridad vuelve a un exótico sistema estelar donde la tecnología está a un gran nivel, aunque sin llegar a la extraordinaria capacidad de la cultura.
La protagonista, Sharrow, es una aristocrata de una familia venida a menos, que ha luchado en algunas guerras liderando a un grupo de combate de personalidad sincronizada. Perseguida por un grupo religioso que tiene permiso del Tribunal Mundial para cazarla y asesinarla en el plazo de un año, Sharrow deberá huir y a la vez intentar salir del atolladero, para lo cúal deberá encontrar una de las últimas Pistolas Vagas.
Las pistolas vagas son otro de los numerosos alardes de imaginación de Banks, pero no será el único que nos encontraremos en {mosimage}el camino. Camino por otra parte que nos dejará exahustos por momentos.

Persecuciones, secuestros, chantajes, asaltos, robos, timos, la sucesión de situaciones de tensión y emoción en los que nos sumerge el autor solo es aliviado de vez en cuando por diversos flash-backs de la protagonista, que recordará varios momentos de su vida y que vienen a explicar parte de lo que sucede.

Sin apenas tregua, la historia se irá desarrollando poco a poco y desvelandose a duras penas la verdad que se oculta tras una extraña trama de personajes y artefactos perdidos, y que terminará con unas sorprendentes revelaciones finales. Y en esta ocasión, como en otras de sus novelas, que el lector no espere un final feliz pues el título de la novela hace honor a la parte final de la obra.

Al final he puesto la portada inglesa, aunque vaya, la española es igual (o peor) ya que se ve ese dibujo más centrado con lo cúal podemos 'admirarlo' en todo su esplendor.




Share
Presets
BG Color
BG Patterns
Accent Color
Apply